Reconstrucciones virtuales: entre hipótesis, ciencia y arte

Dentro de unas semanas comenzamos la nueva edición del curso online de “Introducción a Blender para la reconstrucción virtual del patrimonio” (21 de Octubre – 10 de Noviembre de 2014) que organizamos con la plataforma online de la Universidad de Burgos (UBUabierta). A raíz de ello nos interesaba comentar en qué punto se encuentra actualmente el uso de reconstrucciones virtuales en arqueología y patrimonio. Ya no hablamos exclusivamente de bonitas infografías que pueden explicar muy bien cómo era un lugar del pasado sino que se abren nuevas e interesantes posibilidades que explorar gracias a ellas, así como un modo de trabajar más científico y estricto en cuanto al rigor histórico se refiere.

Sigue leyendo

Concept art, ficción y patrimonio: la puerta del Mercado de Guadalajara

Hace poco rescataba las palabras de Mary Beard criticando a los historiadores por dejarse llevar, en ocasiones por la imaginación. Hablando de una biografía de 400 páginas sobre el emperador Adriano, la clasicista comentaba:

“En pocas palabras, ¿cómo ha rellenado [el autor] las páginas? Del mismo modo en que los historiadores del mundo antiguo han hecho siempre, a través de una combinación de becas académicas, conjeturas y ficción. (…) Cuanto más salvaje es la especulación, mayor es el abanico de erudición. (…) El verdadero asunto es que esta apariencia de escrupulosa erudición resulta ser una brillante coartada para la ficción pura y simple.”

Es cierto que en ocasiones “pecamos” de fantasiosos cuando intentamos hacer un estudio serio pero, ¿qué sería de la arqueología sin interpretaciones arriesgadas? Del mismo modo, cuando se intenta llegar al espectador existen muchos caminos posibles que esquivan las barreras del academicismo, el aburrimiento y el tedio. En ocasiones, incluso, puede ser positivo recrear el pasado mediante sensaciones. Nuestra forma de relacionarnos con el entorno precisa, cada cierto tiempo, de dosis de novela y ficción que permitan acercarse de forma emocional a la realidad.

Sigue leyendo