La “justificación” de Iker Jiménez y la respuesta del Colegio de Arqueólogos

Hace pocos días escribíamos un artículo criticando el reportaje “¿Pirámides en España?” que realizaron Iker Jiménez y Nacho Ares en Cuarto Milenio. Nos pareció que en él se ensalzaba una forma ilegal y nada profesional de hacer Arqueología y se faltaba al respeto a los arqueólogos profesionales. Desde Cuarto Milenio se comprometieron a “rectificar” y “disculparse”. En efecto, en el siguiente programa dedicaron unos pequeños minutos a este tema pero, algo decepcionados, debemos reconocer que lo que vimos fueron solo “justificaciones” y nada de disculpas. Podéis ver el corte a partir del minuto 1h38: http://www.mitele.es/programas-tv/cuarto-milenio/temporada-11/programa-430/

aaaasdfg

El Colegio Oficial de Arqueólogos de Madrid ha dado respuesta a Iker Jiménez en un claro comunicado que reproducimos a continuación:

Señor Iker Jiménez,

Para su información, el expolio arqueológico está bien definido y tipificado en normativas nacionales e internacionales. Cualquier destrucción de registro arqueológico o remoción de artefactos entra en esta categoría. Ambas cosas hechas por el Sr. Abril. Sus acciones tienen dos vías de sanción; una administrativa, recogida en el artículo 74.k. de la Ley 4/2013, de 16 de mayo, de Patrimonio Cultural de Castilla la Mancha (infracción grave con multas de 6.000 a 150.000 euros). Otra penal, conforme a los artículos 323 o 324 del Código Penal (según lo que entendamos por imprudente). Así que vamos a dejarnos de eufemismos. EL SR. ABRIL HA EXPOLIADO Y USTEDES LE HAN PUESTO COMO EJEMPLO DE LO QUE HAY QUE HACER.

Si tanto se acuerda de los estudiantes, espero que entienda que su objetivo es formarse como profesionales en un ámbito que está perfectamente regulado en nuestro país. NO EXISTE EL ARQUEÓLOGO AFICIONADO, SINO EL AFICIONADO A LA ARQUEOLOGÍA. La participación pública es clave en los procesos de gestión del patrimonio arqueológico, pero eso no significa que cualquier persona sea libre de intervenir (igual que nosotros tampoco lo somos como profesionales). Intervenir significa también limpiar un terraplén. Este tipo de acciones requieren de autorización administrativa y supervisión profesional. Es así de sencillo. Los tiempos de Marcelino Sanz de Sautuola han pasado hace décadas y ya no hace falta que exploremos cuevas. Hay gente formada y profesional que se dedica a ello cumpliendo con los estándares de investigación y los requerimientos legales y administrativos.

En los correos que nos hemos intercambiado estos días con su abogado, sólo esperábamos hacerle entender esto. Lo que hicieron el domingo 15 estuvo mal y lo de ayer nos decepcionó enormemente. Porque no se trata de una disculpa, sino de una justificación. Y porque siguen cayendo en el mismo problema que cayó el programa: menosprecio de la profesión y justificación de una acción ilícita. No se están tomando esto en serio y nos molesta. Prueba de ello, que la única mención al caso son dos minutos de justificación al filo de la una de la madrugada sin rastro en las redes sociales o su web (ver fotos), mientras el reportaje del pasado domingo sigue siendo «lo mejor».

La disculpa que esperábamos requería algunos detalles:

  1. Reconocer el error.
  2. Rectificar la información.
  3. Darle una visibilidad similar a la del programa original.

No han hecho ninguna de las tres cosas, sino todo lo contrario y por eso no podemos menos que reafirmar nuestro malestar y seguir pensando que hoy, como hace 10 años, su interés por la arqueología se limita a lo que se limita; el misterio y la grandiosidad. Lo cual nos lleva a pensar que no sabe qué es la arqueología que dice defender y que su respeto por el patrimonio es interesado.

La palabra DECEPCIÓN se queda corta.

Un saludo.

15 thoughts on “La “justificación” de Iker Jiménez y la respuesta del Colegio de Arqueólogos

  1. No deja de ser un programa sensacionalista más. Las metidas de pata son continuas y elocuentes. Un estafador más que se aprovecha de la ignorancia de mucha gente que es capaz de creerse cualquier superchería que le tiren. El problema es que el dinero no lo ponen únicamente sus crédulos y fieles seguidores, sino todos los españoles.

    Me gusta

    1. No es cierto lo que dices en cuanto a que “el dinero (para el programa de Jimenez, entiendo) lo ponen todos los españoles”. Este hombre trabaja en una cadena privada, que es una mierda, como todas las privadas, pero es privada. Sería el dinero de todos los españoles si hiciese un programa en TVE1, como por ejemplo, Bertín Osborne. Eso sí sería hacer mierda con el dinero de todos los españoles. Eso en cuanto a tu afirmación más absurda. Por otro lado, siendo un programa sensacionalista, que lo es, lo son mucho más cualesquiera informativos “serios” de todas las cadenas españolas. Jimenez, al menos, da pie al debate y a confrontación de opiniones. Tiene cosas interesantes o no, con enfoques interesantes o no, pero de todo. Esa es la realidad. Y desde luego, comparándolo con el resto de la programación, excepción hecha de los documentales de la 2 (que aún así ni todos son buenos y alguno de ellos, peor que el peor programa de Jimenez), este programa no es ni de lejos lo más sensacionalista o como lo defines tú al principio (timo, etc).

      Le gusta a 1 persona

    1. Por suerte (o desgracia) para los arqueólogos la mayoría trabaja en el ámbito privado y, por tanto, eso de las subvenciones ni las huelen. no soy arqueólogo pero sí trabajo a menudo con ellos y sé de lo que le hablo. Es más, en muchas ocasiones son la “percha de las guantás”, ya que se limitan a hacer su trabajo que les obliga la ley y no tienen porqué ser los malos de la película cuando los promotores/constructores les echan la culpa de los retrasos en las obras. En estos casos, más vale antes informarse que caer en la estupidez. Y amigo, esto es lo que te ha pasado a ti.
      PD. Del tema de las faltas de ortografía hablamos otro día.

      Me gusta

  2. Vamos a ver, tampoco hace falta poner el grito en el cielo por este hecho. No soy arqueólogo, pero he conocido a algunos y espero no generalizar, pero por lo que conozco son un poco pedantes con los detalles, van de sabelotodo, y tienen el ego subido, sobre todo cuando les tocas algo sobre arqueología. No estoy a favor de que se expolie nada ilegalmente, tampoco creo que este sea un caso sustancial por lo que he comprobado (el tipo se limito a quitar un poco de tierra para ver que había más abajo). En el programa se intento dar la idea de que lo que antes era considerado castro podría ser reconsiderado tal vez como pseudo- pirámide; y lo lamentable del tema es que el que se haya molestado en intentar averiguarlo haya sido un aficionado y no uno profesional, que quizas podría haber dado más detalles, y haberlo hecho “correctamente”. Que esto es un precedente de mala praxis arqueológica, sí, que puede ser considerado incluso un acto ilegal, también, que Iker tenía que haber aclarado más las cosas, desde luego, pero lo que también es curioso, es que le déis tanto bombo y vayáis de perdona vidas para que os supliquen clemencia; sabiendo además de qué harina es lo que generalmente sale en 4º milenio.

    Me gusta

    1. Le intentamos dar difusión y explicar la problemática de este hecho porque estamos DEFENDIENDO NUESTRA PROFESIÓN. Como colectivo de trabajadores creemos que es lo mínimo que podemos hacer, y nos enfada enormemente que desde un medio de comunicación tan masivo se ponga como ejemplo una actividad ilegal y clandestina que solo contribuye a destruir el patrimonio, mientras se olvida el trabajo de los miles de arqueólogos que se dejan la piel en el campo, en el laboratorio y en la biblioteca día tras día, año tras año.

      Me gusta

    2. Yo hablé con este señor y le dije que lo que había hecho estaba mal y que se guardara de publicitarlo. Ya que lo había hecho, por lo menos que no lo divulgara porque podía tener consecuencias. Lejos de hacerme caso, va y sale en el programa de Iker. Es decir, lo que quería este señor es el minuto de gloria. Ojala no le cueste demasiado caro.

      Me gusta

  3. Amigo Pablo, estáis exacerbando algo que a mi parecer se está saliendo de madre. Estoy seguro que algún programa has pirateado, yo como informático podría decirte lo mismo: Que es una actividad delictiva, y que me siento enormemente herido por esa práctica que hace menospreciar y quitar valor a los programadores profesionales. Poned perspectiva y bajad vuestros humos, no vaya a parecer que tenga razón :^) (me pregunto cómo se pronunciará ese nombre) y vaya a resultar que sois un poco pedantes, que tampoco hace falta que baje la sangre al río.
    Proporcionalidad ante todo, que yo creo que tanta relevancia no tiene.

    Me gusta

      1. Estoy de acuerdo con el comentario de Buchuti. He visto el programa donde se ofrecieron explicaciones y me han parecido suficientes (aunque reconozco no haber visto el primero, y hablo por las referencias que del mismo tengo por Uds) Creo que el tono de la contrarrespuesta debiera ser más conciliador, porque da sensación de soberbia y de pedantería, que es lo se que no se pretende. A fín de cuentas los problema de la arqueología y de la falta de reconocimiento de sus profesionales no están en programas más o menos sensacionalistas, que además han reconocido una metedura de pata en el enfoque. Luego, en vez de seguir haciendo sangre, mejor ser didácticos y cercanos.

        Me gusta

    1. Como estudiante de Historia, me veo obligado a matizar ligeramente tu comentario; hay una diferencia sustancial entre un programa informático y un yacimiento arqueológico (sin menosprecio a la programación, todos mis respetos hacia este campo tan complejo), y es que éste último es patrimonio de todos nosotros. Menospreciándolo nos hacemos un flaco favor, no solo a los profesionales y a los que nos acercamos a la Historia, sino a nosotros como sociedad, desconocedora de nuestro pasado e ignorante de su valor

      Me gusta

  4. Pues para este tipo de “disculpas” quizá mejor que no hubieran dicho nada. No me ha gustado para nada ni el tono ni el fondo, terminando por echarse flores por un programa tan “estupendo” en el que defienden la arqueología y casi llamando desagradecidos a los arqueólogos por no reconocerlo. Si ellos consideran que así la defienden, mejor que se queden quietecitos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s