Profanando a Cervantes

No todo vale en arqueología. No vale hacer creer que se está visibilizando nuestra profesión cuando se están buscando ídolos. No vale dar patadas al resto de los huesos para separarlos de los muertos ilustres. No vale engañar a la gente con la excusa de un aniversario y dilapidar dinero público para cortar una cinta. Estas prácticas son aquellas de las que llevamos décadas intentándonos separar, huyendo de la arqueología espectáculo, intentando convertir en ciencia -sin restar romanticismo- lo que sólo era aventura, saqueo y affaire fetichista.

Estamos viviendo una comedia lamentable en la que una alcaldesa de Madrid, la desafortunada Ana Botella, se cuelga medallas al casi certificar científicamente lo que ya estaba documentado: que el autor del Quijote se hallaba bajo el convento de las Trinitarias de Madrid, reposando plácidamente. El titular no debería ser otro: Españoles, Cervantes ha muerto. Porque nada nuevo ha aportado esta investigación al conocimiento de nuestro pasado. Sin embargo, el titular son unas palabras de la señora Botella: “Hoy hemos contribuido a la historia y la cultura de España”. Así, sin despeinarse, aquella que hablaba de que las medidas de la reforma laboral eran las que habían “traído más progreso al a historia de la Humanidad” vuelve a apelar a su particular concepción de nuestro pasado para arrojar flores a su pésima gestión. En estos lodos, por supuesto, la arqueología resulta vapuleada.

arias-navarro copia_cervantes

El caso de la búsqueda de Cervantes es otra muestra de cómo se prostituye una profesión humanista en un mundo cortado a medida del neoliberalismo. La arqueología tiene un asiento especial en el uso de las disciplinas científicas para hacer dinero. Los objetos recuperados del pasado ya no tienen ese lugar especial que creíamos que les correspondía, como forjadores de sentido, como cordón umbilical de nuestra identidad, como espejo en el que ver reflejados nuestros actos y a través del cual reflexionar y crecer como personas. Ahora importa hacer de ellos una marca potente que atraiga a la mayor masa de gente que sea posible (si después llega cierto conocimiento del pasado será un mal colateral) y, por supuesto, hacer que toda esta gente pase por caja: entradas, tazas, pósteres, lápices, actos, catálogos de peso, condones incluso. Todo vale y cuanto más rápido mejor, por favor. Que pase el siguiente.

Resulta fundamental recuperar aquí el párrafo que Paul B. Preciado nos regalaba hace unos días en su artículo “El Museo Apagado“:

“Si queremos salvar el museo quizás tengamos que, paradójicamente, elegir la ruina pública frente a la rentabilidad privada. Y si no es posible, entonces quizás haya llegado el momento de ocupar colectivamente el museo, vaciarlo de deuda y hacer barricadas de sentido. Apagar las luces para que, sin posibilidad alguna de espectáculo, el museo pueda empezar a funcionar como un parlamento de otra sensibilidad.”

arias-navarro copia_cervantes_2

La profanación de Cervantes es un claro ejemplo de utilización de los huesos de una persona para hacer dinero. No importa que la dignidad de muchas otras todavía retumbe en las cunetas y fosas comunes de la dictadura. No importa que cientos de proyectos arqueológicos de pequeños municipios se estén partiendo el lomo para sacar pequeños pellizcos de financiación que les permitan construir verdadera Historia. No importa que al final todo esto vaya a quedar solo en grandes carteles repartidos por las principales calles de Madrid con el rostro de un señor con gorguera al que nadie ha leído. No. Nada de esto importa porque lo único que se busca es engrosar los bolsillos y el currículum de méritos propios de algunos políticos machacando los huesos de un escritor de renombre.

Como certifica el estudio, Cervantes está más muerto que nunca porque la cultura y la educación están siendo asfixiadas y convertidas en un trámite administrativo, técnico, por el que hay que pasar en fila de a uno, con un orden que enorgullecería al propio Frederick W. Taylor. El pintor burgalés Juan Vallejo reflexiona, enfadado, sobre este tema:

“Esta idiocia y lavado de cerebro que ministros como Wert o presidentes como Rajoy, quieren incrustar en los colegios, no es otra cosa que el destierro de la libertad, de la imaginación, de las artes, de las humanidades, para manipular a su antojo al pueblo. Nunca como ahora es necesaria la rebeldía contra tanto canalla que con los dineros de los ciudadanos corrompe la vida de un pueblo que dio luz a genios como Miguel de Cervantes Saavedra. Que tus huesos no se encuentren querido Cervantes. Esta calaña de gobierno que nos toca en el centenario cuatrocientos de tu obra cumbre es capaz de venderlos al mejor postor.”

Esta idea de buscar la marca, buscar el ídolo, buscar el tesoro o la antigüedad de turno para sacarle provecho económico es la que nos hace ver también en portada de la revista Fuera de Serie a un joven que es presentado como “niño prodigio de la Arqueología” y cuya descripción coincide plenamente con esta idea neoliberal y mercantilista de nuestra disciplina que tanto se aleja de la realidad que queremos construir:

cerv

Anticuarios de la era digital. Exhumaciones para ganar unos millones de euros a costa de los huesos de los que tanto han hecho por nuestro país. Olvido y castigo a aquellos que lucharon en el bando equivocado y cuyos restos deben permanecer perdidos y ocultos. Condenas a la educación y a la cultura mientras se defiende, a bombo y platillo, el 400 aniversario de quién sabe qué efeméride de Cervantes. Éste es el mundo de usar y tirar en el que nos ha tocado defender las humanidades. Hay mucho que conseguir y mucho por lo que luchar, y la denuncia de esta instrumentalización de la arqueología, del fomento de la arqueología espectáculo, es una más de estas batallas. Adelante.

P.D.: El humor de twitter a veces nos da ciertos soplos de aire fresco. No os perdáis este artículo de Tremending Topic sobre la búsqueda de Miguel de Cervantes: “Dice Pío Moa que el cadáver encontrado es el de Don Quijote“.

P.D.2: Ha habido gente que ha entendido que este artículo supone algún tipo de desprecio a los profesionales (arqueólogos, antropólogos, etc.) que han realizado el estudio. Nada más lejos. Estoy seguro de que habrán desempeñado su trabajo con la mayor profesionalidad posible y no pongo en duda su metodología. En este artículo se pone en tela de juicio, por el contrario, la voluntad y la motivación política que ha llevado a realizar esta intervención.

9 thoughts on “Profanando a Cervantes

  1. Totalmente de acuerdo y además bien expresado. No todo vale y el espectáculo de los huesos es lamentable, como bien se puede desprender de los comentarios irónicos contenidos en las entradas del tremendic topic (muy buenas, por cierto). Gracias

    Le gusta a 1 persona

    1. Se deben entender las metáforas: mucho bombo y platillo a los huesos de Cervantes pero al mismo tiempo se recorta en Educación y se deja de invertir en Cultura. Al mismo tiempo que se rebusca entre los restos de Cervantes y 16 personas más se sube el precio de los libros del propio Cervantes.

      Me gusta

  2. Parece que los astros se han alineado para que en menos de una semana se junten tres noticias relacionadas con la “prostitución del patrimonio”: la exhumación de los huesos de Cervantes, el reportaje sobre el tipejo que ‘trafica’ con objetos arqueológicos y la intención de convertir el anfiteatro de Mérida en una pista de paddle….

    En fin, muy acertado, lúcido y necesario tu artículo!

    Me gusta

  3. No estoy de acuerdo. Ni los arqueólogos ni los científicos ni Cervantes tienen la culpa de que el gobierno local sea lamentable y se quiera aprovechar del hecho. ¿Si fuera Lorca el hallado sería mejor? ¿Por qué? ¿Porque lo mataron o porque eso nos sigue escociendo debido a que es historia cercana? Yo me alegro por esos trabajadores que están investigando. ¿No queremos que nuestros profesionales se queden aquí? Están haciendo su trabajo, merecen un respeto por eso. El espectáculo lamentable lo dan los políticos, como siempre, no los profesionales. Para ellos será la hazaña de su vida, haber encontrado a Cervantes. ¿Qué tiene de malo?

    Me gusta

    1. Siento que no se haya entendido bien. En ningún momento he puesto en duda, como digo al final del artículo, el trabajo de los arqueólogos y antropólogos que participan en el proyecto. Lo que pongo en duda es la motivación del mismo: ¿Se busca crear conocimiento o simplemente hacer caja?

      Repito: los arqueólogos, estoy seguro, están haciendo un trabajo excelente. Esto no invalida nada de lo que comento en el artículo. Creo que el proyecto para buscar a Cervantes es un proyecto interesado para crear una “marca” que además ha fracasado, porque no ha conseguido identificar los huesos del famoso escritor. Tampoco ha aportado nada nuevo con respecto al manco de Lepanto: ya se sabía que estaba allí enterrado.

      Me gusta

  4. Excelente artículo. Lástima que algunos no sepan captar la ironía ni las metáforas. Les recomiendo que lean a Cervantes (o quizás no, porque las obras de Cervantes están llenas de ironías y metáforas. Cosas veredes.

    Le gusta a 1 persona

  5. Como veo que esto de remover los huesos de D. Miguel (y muchos otros) está levantando una polvareda digna de un debate nacional en el ruedo ibérico, y más allá, y como veo que la grey arqueológica del país clama, con toda la razón del mundo, contra tanto despropósito, me animo a enviarles la dirección de un blog que un grupo de amigos en Milán ha creado en torno a la figura de Cervantes, aprovechando los centenarios que celebramos. En el blog hay un poco de todo en torno a la figura de D. Miguel, y un apartado preciso en torno a esta remover salsas sobre la tumba en el que, desde febrero, ya he escrito unos cuantos artículos. Les invito a consultarlo y a participar.

    La dirección del blog es: https://donquijotepasoapaso.wordpress.com
    También se encuentra en google poniendo simplemente Don Quijote paso a paso.

    Los artículos en torno a las excavaciones están en la rúbrica de mi nombre.

    Un cordial saludo a todos los sufridos cervantinos.

    Arturo Lorenzo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s